Imagen superior de la cabecera
Imagen inferior de la cabecera

HISTORIA: ABAHAM-LOUIS PERRELET


 Imagen de Abraham-Louis 
                    Perrelet

La región de las montañas suizas de Neuchátel se abre a partir del año 1700 a la incipiente industria relojera, hasta entonces sostenida por Francia y Alemania. Abraham-Louis Perrelet se siente atraído por estas nuevas técnicas y muestra pronto una gran destreza. En la adolescencia se dedica ya a fabricar pequeños fuelles elegantes y a los 20 años opta decididamente por el oficio de relojero, instalándose por su cuenta.
La falta de herramientas perfeccionadas representa una gran limitación para el arte relojero, por ello Perrelet se pone manos a la obra y comienza a inventar herramientas de plantar, de redondear y las necesarias para la confección de escapes de cilindro. Con todas ellas el joven maestro manufactura todas las partes que componen el interior del reloj y su taller se convierte así en un auténtico laboratorio de investigación relojera. Perrelet es el primero que fabrica relojes con escape de cihndro, dúplex, con indicación de la fecha y con ecuación del tiempo.

 Imagen reloj de bolsillo automatico

Sin embargo, su gran invención llega en 1770, con el primer reloj automático. Se trataba de una máquina muy sofisticado, provista de un rotor central, un armado de muelle en ambos sentidos y un caracol con diferencial para permitir el funcionamiento del reloj durante la operación de dar cuerda. Además, había que evitar la rotura del muelle en caso de que se forzara demasiado la cuerda, para lo que inventó un tope adecuado. A partir de aquí, se desarrollarán diferentes sistemas, pero en la actualidad, el único comúnmente utilizado es el del rotor central ideado por Perrelet.

Abraham-Louis Perrelet contaba 40 años cuando puso a punto su invención. A esta edad era sobradamente famoso y considerado como uno de los grandes relojeros de Neuchátel. Hasta sus 96 años, el, anciano Perrelet" dedicó su vida a la pasión de la relojería. Esta devoción la heredaron su hijo, el nieto y el bisnieto, destacando especialmente Louis-Fréderic Perrelet (17821 854), relojero de los Reyes de Francia y uno de los primeros inventores del cronógrafo rattrapante. A lo largo de sus tres siglos de historia, los relojeros Perrelet no han dejado de ejercer como artesanos, produciendo relojes únicamente en pequeñas series numeradas.


© COLECCIONARELOJES.COM - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS