Imagen superior de la cabecera
Imagen inferior de la cabecera

HISTORIA: CHRONOSWISS


Contra la tendencia actual de los relojes de cuarzo, el relojero alemán Gerd R. Lang se decidió en 1983 por la fabricación de modelos de pulsera exclusivamente mecánicos. Lang estaba convencido de que existía un buen mercado entre los coleccionistas y entendidos, interesados por las ediciones limitadas de modelos de gran calidad basados en los calibres suizos más tradicionales y los acabados a mano. Aunque los diseños eran convencionales, la producción hacía uso de las útlimas tecnologías. La sede de la compañía estaba en Munich, pero se llamó Chronoswiss porque Lang pretendía no utilizar otras maquinarias que las suizas de la mejor calidad. Su primer reloj lo terminó en 1982: un cronógrafo con fase lunar y calendario, del que, por supuesto, se hizo sólo una edición limitada. Todos sus relojes son ahora piezas de coleccionista o se encuen­tran en los museos. Existen varias líneas en la Coleccion: “Kairos”, “Klassik” y “Cabrio”, que, presionando un botón situado en las seis gira sobre su centro, mostrando la parte posterior de su maquinaria delicadamente decorada y protegida por un cristal de zafiro a prueba de arañazos. Los modelos “Orea” tienen esferas esmaltadas, algo muy raro incluso entre los mejores relojes. Como la producción de cada modelo es tan pequeña, no existe una línea característica de la firma: sólo magníficos y deseables relojes.


© COLECCIONARELOJES.COM - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS