Imagen superior de la cabecera
Imagen inferior de la cabecera

HISTORIA: JAEGER-LECUOLTRE


Jaeger-LeCoultre ocupa aún el mismo lugar en el pueblo de Le Sentier, en el Vallee de Joux, donde Charles Antoine LeCoultre estableció la casa en 1833. El nombre Jaeger procede de la fusión de la casa hace cien años con Edward Jaeger, el fabricante de cronómetros marinos francés que, después de trabajar para la firma durante veinte años, se convirtió en socio. A finales del siglo XIX, la compañía se especializó en la manufactura de cronógrafos, repetidores de minuto y relojes con alarma, y en 1903 estaba fabricando los mecanismos más delgados del mundo. Fue en 1931 cuando Jaeger-LeCoul­tre produjo el reloj que le dio fama internacional, el “Reverso”, en el que la caja rectan­gular se podía girar de manera que al dar la espalda el delicado mecanismo quedaba protegido del exterior. Se dice que fue diseñado a petición de los oficiales británicos que servían en la India y que deseaban tener un reloj que pudiera soportar los rigores de un partido de polo. El “Reverso” es todavía hoy el modelo más representativo de la marca, y cuenta con el “Reverso Tourbillon”, el modelo 60 aniversario (1991); el “Reverso Chronograph Retrograde”, y el “Reverso 101”, que tiene el mecanismo más pequeño del mundo.


© COLECCIONARELOJES.COM - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS